¿QUÉ LENTE FOTOGRÁFICA DEBERÍA COMPRAR?

Lo primero de todo es recordar que no existe ninguna limitación respecto al tipo de lente que puedes usar para un trabajo específico. Cuando te planteas comprarte una nueva lente, lo que hay que hacer es pensar sobre qué tipo de fotografía te gusta más hacer, y que propiedades echas en falta de las lentes que tienes actualmente. En función del tipo de fotos que quieras hacer, algunas lentes pueden ser más útiles que otras, y se necesita un tipo de lente u otro en función de si voy a hacer fotografías de un paisaje o si, por el contrario, voy a realizar un retrato.

¡Vamos a hablar, pues, de los diferentes tipos de lentes existentes! Las lentes se pueden agrupar de acuerdo a su distancia focal de la siguiente manera:

      1.    Lentes de gran angular:

16mm f/8

16mm f/8

Una lente de gran angular es cualquier lente que tenga una distancia focal más pequeña de 50mm. Por ejemplo, una lente de 25mm te dará el doble de ángulo de visión que una de 50mm. Es el tipo de lente ideal para tomar fotos de grupos grandes de personas, paisajes amplios o edificios grandes.

Cualquier lente por debajo de los 20mm se le denomina como lente de ultra angular. Este tipo de lentes ofrece una mucha mayor profundidad de campo. Sin embargo, las fotografías tomadas con una lente gran angular o ultra angular sufrirán una distorsión, especialmente en los extremos exteriores de la imagen. Dicha distorsión será mayor cuanto mayor angular tenga la lente. Por supuesto, puedes usar este tipo de lentes para deformar a propósito objetos a fin de proporcionarles un efecto visual más impresionante o especial.

55mm f/2.2

55mm f/2.2

     2.     Lentes teleobjetivo:

Las lentes de más de 50mm son las llamadas lentes teleobjetivo. En este tipo de lentes no puedes “abarcar” tanta información en la imagen como en una lente gran angular. Sin embargo, este tipo de lentes te proporcionan imágenes con menos distorsión que se parecen mucho más al tipo de imágenes que capta el ojo humano.

70mm f/2.8

70mm f/2.8

Con este tipo de lentes, se suele usar 70mm o más para retratos. Para fotografías donde el objeto que quieres tomar está lejos, como la fotografía de animales salvajes, 200mm o incluso más.

Dentro de las lentes teleobjetivo, existen dos grupos:

  • Las lentes con longitud focal fija, que no se puede cambiar, son las llamadas lentes de distancia focal fija (lentes prime)
  • Las lentes que se enfocan a diferentes distancias focales son las llamadas lentes de zoom.

Las lentes de zoom son muy útiles debido a su versatilidad y variedad de uso, pero no nos proporcionan la misma calidad de imagen que una lente prime.

Dentro de las lentes de zoom, tenemos una muy amplia variedad de opciones: lentes que van desde el rango cercano al gran angular al teleobjetivo corto (28mm-80mm); lentes de zoom que van desde el ultra angular al gran angular normal (16mm-35mm) y lentes teleobjetivo que van desde los 70mm a los 300mm.

Si lo que buscas es un lente "todoterreno" que te permita hacer fotografías genéricas de eventos del día a día, mi consejo es que la lente que compres sea de 18-50mm para APS-C y de 24-70mm para cámara de formato de 35 mm. Si al comprar la cámara, ésta viene con una lente incluida, en general suele ser una de 18-50mm.

 

Otros factores que debo tener en cuenta cuando se compra una lente:

Cuando vas a comprar una nueva lente, también hay que tener en cuenta el valor de apertura de la misma. Esto hace referencia a lo mucho que una lente se abre o se cierra en relación a la cantidad de luz que entra en la cámara. La apertura de una lente se da en función de un número de “f”. Cuanto más pequeño sea el número de “f”, más grande será la apertura. Aperturas más grandes permiten que entre más luz en la cámara, por lo que en general lentes con mayores aperturas serán mejores en situaciones de baja visibilidad. Por lo tanto, la apertura de una lente se suele relacionar con lo “rápida” que es la lente. Cuando necesitas tomar fotografías con poca luz y de una manera más rápida, lentes con mayor apertura serán mejores. En general, las lentes con mayor apertura también serán más caras.

Parámetros para medir la calidad de una lente:

La calidad de las lentes se mide, en general, de acuerdo a los siguientes parámetros: nitidez, distorsión, viñeteado y aberración cromática. Cuando compres una lente, no te olvides de comprobar estos términos para estar seguro que haces la compra adecuada a tus necesidades.